Theme Layout

Boxed or Wide or Framed

Theme Translation

Display Featured Slider

Featured Slider Styles

Display Trending Posts

Recent Posts

Display Instagram Footer

Dark or Light Style

Buscar este blog

Con la tecnología de Blogger.

Contribuyentes

Etiquetas

Quiere o no quiere contigo, o del manejo de las expectativas.

















Quiere o no quiere contigo, o del manejo de las expectativas.
Por Pepe García

Platicando con Gina el otro día nos propusimos encontrar y comentar las supuestas señales -a la luz de nuestros contextos- de cuando alguien quiere o no quiere contigo, inspirados en la peli He Is Just Not That Into You (A él no le gustas tanto).

Curiosamente, tratando de encontrar las señales sobre si estos personajes estereotípicos de la peli quieren o no quieren con sus contrapartes, empecé a ver otras cosas y me desvié -sorry baby- del propósito original (si usted quiere leer las “lecciones” comentadas del libro que inspiró esta película, acá hay un texto sobre ello). Por ello, me quiero enfocar en lo que para mí es lo más destacado de la película, la búsqueda del cumplimiento de las expectativas y la frustración o infelicidad que ocasiona no cumplirlas.

En particular, la peli habla de las expectativas de conocer a alguien “especial”, casarse y tener un matrimonio feliz, es decir, del lugar común que nos enseñan a buscar en cuanto a relaciones de pareja. Sobre estas expectativas comunes, me gustaría encontrar puntos de tensión que creo pueden ayudar a relativizarlas, o de perdida, a tomar mejores decisiones y ser más felices -o menos infelices.

Podemos conocer a alguien que nos gusta y de ahí ver qué pasa, con expectativas totalmente distintas. Por si ocupan, acá les dejo mi blog anterior sobre la atracción y la química porque creo que está relacionado con el tema. Algunas personas están buscando relaciones significativas; algunas otras no están buscando más que un encontronazo de una noche. Ahí un contraste común de expectativas y asimetría de información. Unas creen haber encontrado el inicio de una relación -o al menos eso buscaban- y las otras solo quieren sexo puro y duro -o quizá no tan duro, LOL. Y aquí me parece que viene la primera bajeza; pasa en las películas y pasa en la vida real: las unas le mienten activamente -o no desengañan- a las otras para conseguir lo que quieren, sea cual sea el caso. Mentir por convivir.

El punto es que hay muchas aristas que se tienen que tener en mente, y el aferramiento a nuestras expectativas nos impide verlas y aceptarlas. Puede que le gustemos a alguien, sólo para una noche -o quizá varias- pero definitivamente no para tener una relación, y quizá menos para una de esas que llevan al matrimonio. Y eso no tiene absolutamente nada de malo, sólo son diferentes expectativas, no nos debería deprimir, no nos hacen mejores ni peores en ninguno de los dos lados. Lo que sí creo es que no hay que mentir por convivir.

De hecho me salté una primera interrogante plasmada en la peli con la frase “If he’s not calling you”. ¿Qué pasa si nos gusta alguien y nosotros no le gustamos? Nos frustramos. ¿Qué pasa si no nos busca ni para nomás acostarse con nosotros, o si ya no nos llaman después de la primera cita, o después del primer acostón? ¿Por qué queremos que nos vuelvan a buscar? ¿Quién debe llamar a quién? Me parece muy simple, no deberíamos querer estar con alguien que no quiere estar con nosotros, y eso aplica para el antes, durante y el después de una relación.

Sin embargo, también hemos escuchado -y visto- historias épicas de conquista, donde al principio alguien bien aferrado termina ligándose al chico o chica de sus sueños. O sea, sí pasa, pero esto no nos debe llevar a querer con alguien que no quiere con nosotros, opino. Quizá en eso radica el éxito de Tinder y demás plataformas, en que reducen la brecha de las expectativas, al menos en cuanto a salir con alguien por primera vez, aunque nos arrastre a lo que ya hablamos en el párrafo anterior.

La siguientes expectativas, iniciar una relación significativa y casarse, y vivir feliz para siempre, las abordaré al mismo tiempo porque para mí son dos posibles momentos de una relación; donde sólo puede cambiar -a veces, no siempre- el grado de compromiso y nivel de las expectativas. Entonces, cuando alguien quiere iniciar una relación significativa que lleve al matrimonio y que asegure su continuidad hasta el “vivieron felices para siempre”, me parece un triple salto mortal donde todo puede salir mal si nuestras expectativas son monolíticas. Y de ahí empiezan las señales, que a mí me parecen solo signos contrastantes de expectativas distintas. ¿Se puede querer o amar a alguien sin querer estar en una relación con esa persona? ¿Qué pasa cuando nosotros nos imaginamos una relación y la otra persona, con una mente y personalidad distintas, por alguna extrañísima razón, tiene ideas medianamente divergentes sobre las relaciones? ¿Cuánto tiempo deben pasar juntas las parejas? ¿Cuántos mensajes de Whatsapp o llamadas deben intercambiar? ¿Cuántos encuentros sexuales al día, a la semana, al mes deben tener? ¿Exclusividad sexual? ¿En cuánto tiempo te tienen que presentar a la mamá? ¿Deberían casarse, en cuánto tiempo -o cuánto siquiera discutirlo? ¿Deben vivir juntos o cada quien en su casa? ¿Tener hijos; cuántos? ¿Cómo criarlos? ¿Nos parecen fáciles estas preguntas, siquiera para nosotros mismos?

Pero espere, aún hay más. ¿Queremos ser la media naranja de alguien o el complemento del otro? ¿Su todo? ¿Qué pasa cuando una persona es lo suficientemente libre y autosuficiente -o plena- como para que su felicidad no dependa de su pareja, o de cualquier otra cosa o persona? Por ejemplo, Gina le dice a mi cuñao: “no te necesito para nada pero te quiero para todo”. Otro de mis brothers, Marvin, dice -no con poca razón, “happy wife, happy life”. ¿Debemos poseer a la otra persona? ¿Cuánta libertad es buena? ¿Toda TODA? Alguna vez oí decir a alguien que las parejas funcionan mejor si la jaula que coarta su libertad es muy grande. Ciertamente toda jaula tiene un límite, pero quizá está tan lejano que nunca se llega a éste, o quizá justo por eso la pareja ni siquiera se siente tentada a encontrarlo. Puede ser una tontería pensar en las relaciones como jaulas, pero ¿qué tan chiquitas son las jaulas de muchas parejas que conocemos? Seguro estás pensando en alguien, jaja. Sí, si revisas o te revisan el celular, ya sabes lo que opino.

He’s not marrying you. Ese es otro de los capítulos de la película, y supone que esto es una señal de que realmente no quieren contigo. Qué cosa tan falsa, opino yo. Dos parejas de esta peli ponen en entredicho esta expectativa en las relaciones. Una es la pareja de los personajes de Jennifer Aniston y Ben Affleck, donde ella entra en incertidumbre sobre si su pareja verdaderamente quiere estar con ella o no, por el hecho de que no se habían casado. ¿Pero cuándo un papel o una ceremonia o una fiesta ha sido condición sine qua non para que una pareja sea feliz? ¿Realmente necesito casarme para ser feliz? ¿Podemos iniciar y mantener una relación de pareja muy feliz sin pensar que eso será “para siempre”? Lo que sí les puedo garantizar es que podemos entrar en una relación donde pensemos y digamos que queremos que sea para siempre y eso no necesariamente pasará.

Quizá algunas personas medianamente normales, buenas, mentalmente sanas, no necesitan casarse para vivir en pareja y ser muy felices. Hay un diálogo en la peli que me gustó, cuando el personaje de Jennifer Aniston le pregunta a su papá porqué no está casada como todos, y él le responde sabia y amorosamente: tú nunca hiciste las cosas como todos los demás.

Y no es que tenga nada contra casarse. Respeto y amo a muchas y muchos que se han casado y todavía a más que se quieren casar. Yo tampoco lo descarto, me encantan las fiestas. ¿Pero por qué lo buscamos? ¿Para tener hijos legítimos que nazcan en sagrado matrimonio? ¿Para formalizar una relación y presentarla ante la sociedad? ¿Qué queremos probar? Hoy en día, en nuestra sociedad, ¿para qué tratar de formalizar aún más un auténtico contrato de conciencias, lo más poderoso que hay en materia de compromiso? Bueno, ahí están muchas de nuestras expectativas, posiblemente divergentes. Al personaje de Bradley Cooper le ponen un ultimátum: o nos casamos o rompemos ¿Y qué hace? Miente por convivir, se casa.

Aquí encuentro otra bajeza, y es no ser honesto con uno mismo ni con tu pareja y dejar que la relación continúe en una mentira. Por eso, cuando una pareja nos dice que ya no quiere estar en la relación, en realidad deberíamos agradecerle por la honestidad, porque se respeta y nos respeta, porque no quiere hacerse ni hacernos un daño mayor. Mi perspectiva: jamás permitir que las expectativas propias o las de la pareja nos hagan continuar en una relación cuando ya no nos nace seguir. Y no me refiero a tirar la toalla al primer desencuentro, me refiero a las parejas que duran mucho tiempo viviendo en una relación fantasma, o los que se casan sin estar convencidos, o los que siguen juntos por los niños, etc. En las relaciones, cuando hay duda, no hay duda, deben terminar. Sí, quizá mi punto de vista es radical, no me odien. Como decía el maestro Cerati, y concuerdo, poder decir adiós es crecer.

Un ejercicio sano para cerrar

Pasamos mucho tiempo pensando en el pasado y en el futuro, cuando realmente uno ya no existe y el otro todavía no existe. Lo único que tenemos es el presente, y a veces nos negamos a disfrutarlo y a vivirlo porque vivimos con expectativas marcianas. Pero bueno, sin juzgar las expectativas de cada quien, creo que nos haríamos la vida más fácil si las tratamos de plantear sincera, amorosa y asertivamente a nuestras -posibles- parejas, no sólo de manera inicial, sino reiteradamente, porque nuestras expectativas van cambiando con nosotros.

Quizá sea bueno desdoblar las preguntas planteadas en este texto en un quiz y contestarlo con honestidad. Ahora discutan sus resultados en parejas. Pueden auxiliarse con un mezcal.
QuickEdit

You Might Also Like

13 comentarios:

  1. Nice and very helpful information
    read my post for customized mobile cover
    customized lenevo mobile cover

    ResponderEliminar

  2. Nice and very helpful information
    read my post for customized mobile cover
    customized lenevo mobile cover

    ResponderEliminar
  3. You have written such a nice post. Nice and very helpful information
    Canon printer Support Number

    ResponderEliminar

  4. wonderfull post... thanks for this amazing post
    read our post for mobile cover
    Samsung & Apple Mobile Cover

    ResponderEliminar
  5. wow! great post dear...............keep updating!!
    customized t shirts

    ResponderEliminar
  6. This is really awesome and beautiful.
    Thank for this sharing.
    read our post for mobile cover
    iphone Mobile Cover

    ResponderEliminar
  7. Book Mumbai to lonavala Cabs Online at cabs2go Car Rentals. Trust cabs2go for the Best mumbai to Lonavala taxi service

    ResponderEliminar
  8. Stunning post!!!
    Thank for this sharing.
    read our post for Lava mobile cover
    Lava Mobile Cover

    ResponderEliminar

[name=Gina Ortega] [img=https://4.bp.blogspot.com/-v6WaR2TQ-jE/V2G_NPOg7DI/AAAAAAACQvM/AT2CZ52FuH8jdeNp1dA20ddtizdwFIO-wCK4B/s113/F2cuadrado.jpg] [description=Fashion junkie, shoe addict, art lover. Fashion Stylist & Founder of High On Fashion®]

Follow @high_onfashion